DEPILACION


La piel es el mayor órgano del cuerpo humano y está dividido por 4 capas, Epidermis (que a su vez tiene 5 estratos, capa cornea, estrato lúcido, granuloso, espinoso y germinativo), la Dermis en la cual se encuentra los siguientes componentes: FOLICULO PILOSO, glándulas sebáceas, músculo erector del pelo, vasos sanguíneos y linfáticos, terminaciones nerviosas.


El folículo piloso es la parte de la piel que da crecimiento al cabello, al concentrar células madre, dentro de los folículos existen glándulas sebáceas. El cabello o pelo es una fibra de queratina constituida por una raíz y una base, cada pelo consiste en una raíz ubicada en un folículo piloso y en un tallo.


El Laser, para eliminar el vello, actúa de la siguiente forma: El vello contiene melanina, que es lo que le da color. Cuando el haz de luz, con una determinada longitud de onda e intensidad, interacciona con el vello, la energía lumínica aplicada es absorbida por la melanina transformándose en calor. Esto es lo que se conoce como fototermolosis selectiva, produciéndose la destrucción del bulbo piloso sin afectar a los tejidos adyacentes. Como el láser sólo actúa sobre las zonas oscuras por la melanina, no es eficiente para el vello blanco o muy claro.


Existen varios tipos de láser usados para la depilación, dependiendo de la longitud de onda en la que emiten, actuarán mejor sobre un tipo de vello u otro.


Láser Alejandrita, con una longitud de onda de 755nm, se usa en vello oscuro y con un tono de piel medio.


Láser Neodimio-Yag, con una longitud de onda de 1064 nm, se puede usar en todo tipo de piel, pero con menor eficacia.


En ocasiones se confunde el método de depilación de Luz Pulsada Intensa (IPL, del inglés Intense Pulsed Light) como depilación láser. El método IPL usa una luz que está formada por paquetes de fotones que se desplazan por el espacio a diferentes longitudes de onda. El haz de luz es policromático y multidireccional.


Para aplicarlo, primero se rasura el vello de la zona a tratar y dependiendo del tipo de piel y del vello del paciente se ajustan los parámetros para obtener los mejores resultados. Antes de aplicar la luz pulsada se debe cubrir la zona a tratar con un gel especial. Al terminar el tratamiento, la piel se puede enrojecer ligeramente.


El efecto de la luz sobre el pelo es la destrucción celular, existen 6 foto tipos de piel, generalmente se necesita de 5 a 6 sesiones con intervalos de 4 a 6 semanas para depilación de pelo fino (cuerpo, piernas, axilas y rostro) y 8 a 10 sesiones con intervalos de 4 semanas para naso-labial.


Hay criterios de exclusión, como historia de convulsiones, embarazo, antecedentes de cicatrización queloide o hipertrófica, cáncer de la piel, diabetes.


Es necesario realizar una prueba para observar tipo de reacción, después del tratamiento no se debe usar cosméticos, nadar por una semana, uso de jacuzzi, realizar ejercicios por 3 dias, o exposición al sol.



















Design By Ideas con Vida